Discursos de Instalación

Discurso del M:.R:.G:.M:. Gonzalo Ramón Gonzalo Palma, ante la Gran Asamblea en la Instalación de los Grandes Dignatarios y Grandes Oficiales de la Gran Logia Soberana de Libres y Aceptados Masones de Venezuela.

Gran Oriente de Puerto Cabello, 28 de Enero de 2023.

  • Diputados de la Gran Logia Soberana de Libres y Aceptados Masones de Venezuela.
  • Muy Respetables Grandes Past – Master de nuestra Gran Logia // Gran Maestro Ad-Vitam.
  • Venerable Maestros de la Federación.
  • Muy Poderoso Soberano Gran Comendador, IPH:. Ectorett Hoyer // Ilustres y Poderosos Grandes Inspectores Generales del Grado 33°.

Libertad, Igualdad, Fraternidad

    Quiero elevar palabras de agradecimiento en primer lugar al GADU, por permitirme contarme entre ustedes, como un miembro más de esta Augusta y Honorable Orden, a mi iniciador en mi Logia madre, la Respetable Logia “Minerva” N° 2, Ilustre Hermano Héctor Enrique Maduro Ghersi, en segundo lugar, a mi compañera de vida y esposa, Zenaida Alejandra, a quien sin su apoyo, fortaleza y soporte no pudiera haber emprendido este camino, y de quien requeriré ahora más que nunca el vital auxilio y apoyo para esta loable tarea. Mi amor, tú también eres una iniciada y sabrás comprenderme.

    A mis amados hijos Gonzalo Enrique y Daniel Eduardo, a quienes también les consulté mi decisión y me estimularon a tan delicado e importante reto. Quiero agradecer a los QQ:. HH:. De mi Madre Logia “Minerva” N° 2 que depositaron su confianza en mí para postularme. Agradezco a todos los Venerables Hermanos Diputados miembros de la Alta Cámara, por la honrosa designación que me han otorgado. A las Respetables Logias y QQ.·.HH.·. que depositaron su confianza en mí, pero también a los que no, porque expresaron su libertad de pensamiento, su libre albedrío, y esta es una de mis banderas.

           Agradezco a todos ustedes mis Queridos y Amados Hermanos…

Todos somos UNO de aquí en adelante.

    Es de honor y reconocimiento fraternal, reconocer la hidalguía, el talante y su trabajo masónico, a nuestro V:. H:. Juan Carlos Jiménez León, con quien tuve el alto honor de competir a este elevado cargo del simbolismo. Mi Muy Q:. H:.  Juan Carlos, tenga usted la seguridad del afecto fraternal que le profeso, te admiro y te quiero mucho.

    A nuestro muy Q:. H:. Ángel González, quien también tuvo sus aspiraciones, pero también debo reconocer su trabajo en la Orden Masónica, usted mi Q:. H:. Ángel cuenta con todo el reconocimiento de nuestra federación, un gran filántropo, un gran hermano, tanto así, que fue postulado a la Gran Secretaria por los dos candidatos.

    Pido a todos los presentes, por favor, tributemos un aplauso a nuestros queridos hermano Juan Carlos Jiménez y Ángel González.

    Mis Queridos Hermanos, con el corazón henchido, regocijo, humildad y embargado de un solemne sentimiento por este momento, les confieso que me siento un afortunado, pues contare con el apoyo, con toda la experiencia de tres Grandes Hombres que me han antecedido, como lo son los II:.PP:.HH:. Héctor Enrique Maduro Ghersi, Ectorett Dalcio Hoyer Martínez y Jorge Arturo Pardo Bacalao. Pues sus sabios consejos y experiencias estoy seguro que serán requeridos.

    Nuestra Gran Logia, no ha podido vivir un mejor momento de crecimiento que éste, esto es gracias al trabajo que han venido desempeñando cada uno de los Grandes Maestros anteriores, especialmente al Gran Maestro que tengo el honor de relevar de su cargo, IPH:. Jorge Arturo Pardo Bacalao, nadie puede poner en duda su trabajo realizado en el ámbito internacional, en los grandes centros masónicos a las cuales pertenecemos, como lo son CLIPSAS y CIMAS, así como la expansión dentro de nuestras fronteras.

    Gozamos de un gran reconocimiento a nivel mundial, y es por eso que apoyaremos e impulsaremos la candidatura de nuestro ex Respetable Gran Maestro Jorge Arturo Pardo Bacalao, en sus aspiraciones a presidir la Conferencia Interamericana de Masonería Simbólica, conocida por sus siglas como (CIMAS).  Importantes y reconocidas organizaciones mundiales, palestras que servirán para traer Honor, Prestigio y Reconocimiento a nuestra Gran Logia.

    IPH:.  Jorge Arturo Pardo Bacalao, contáis con nuestro apoyo amplio y sincero para que representéis a nuestra Gran Logia en el Orden Internacional a través de la Presidencia de CIMAS.

    Mi deseo como Gran Maestro de nuestra Gran logia Soberana de Libres y Aceptados Masones de Venezuela, es continuar realizando el trabajo que las administraciones anteriores han venido haciendo por ella y por sus Logias Federadas…

    QQ.·.HH.·., siguiendo el espíritu de nuestros fundadores, promoveré la Autonomía, autogestión y fortalecimiento de nuestras Logias Federadas, las cuales son el pilar fundamental de nuestra Gran Logia, así como también trabajaremos en el fortalecimiento de cada órgano que juntos componen los poderes nuestra institución, como lo son, el poder legislativo, el poder Ejecutivo, el cual a partir de hoy gracias al GADU y a la voluntad de ustedes mis QQ.·.HH.·., tendré el honor de dirigir, y del poder judicial. Todo ello apegado a nuestra Constitución y leyes de la Gran Logia Vigentes y con el apoyo de todos ustedes, alentando dentro del amor fraternal que nos une y caracteriza como institución.

    QQ:. HH:. Sintámonos orgullosos de pertenecer a una Gran Logia centenaria, la cual enarboló desde su fundación, las banderas del simbolismo masónico. Una Gran Logia inclusiva y abierta a los masones de buena voluntad.

    QQ:. HH:. Como todos debéis saber, mi profesión es de abogado, especialista en derecho constitucional y con una maestría en derecho administrativo, y por tanto, mis aspiraciones son que, nuestro proceder debe ser enmarcado en nuestro ordenamiento Jurídico interno, como lo son, nuestra Constitución; leyes de la Gran Logia y demás reglamentos, alentando al cumplimiento y honra de las mismas. Debemos ser promotores de la legalidad.

    Asumo este importante cargo con mucha responsabilidad y con la convicción plena de que los principios de la Masonería Universal son cada vez más pertinentes en el mundo en que vivimos, teniendo como fin principal el de brindar a todo ser humano un crecimiento en el aspecto intelectual, moral y espiritual. Esta debe ser la preocupación de nosotros para lograr que los lazos de la fraternidad sea la compañera inseparable de nuestros actos.

    Pienso también que como masones nuestros objetivos o metas deben ir renovándose de acuerdo al avance actual de nuestra sociedad, por eso la intención es mostrarnos a la sociedad con nuestras obras, sin las cuales las ideas no tienen ninguna validez.

     Tenemos que estar preparados para el ejercicio de la Docencia Masónica, tener planes de estudio y de trabajo para nuestro crecimiento personal, intelectual y espiritual; entender que los masones nos debemos al prójimo, a la fraternidad que construimos día a día, sin egoísmos ni mezquindades. Somos constructores de nosotros mismos y pongamos siempre toda nuestra tolerancia al servicio de esta noble causa, haciendo más fraterna nuestra relación como hermanos.

    Es tarea de todos nosotros buscar siempre la integración entre los HH:., lo cual implica que debemos hacerlo con mucho respeto, tolerancia, fraternidad e igualdad, y entender que  solo siendo unidos, podemos lograr nuestro progreso en la masonería. Dejemos el cien por ciento de nosotros mismos en cada tenida, busquemos siempre regresar a casa después de nuestros trabajos, fortalecidos y convencidos que no vinimos a perder nuestro tiempo, al contrario, que estos trabajos nos hagan sentir contentos y satisfechos cada día.

    Debemos acercarnos más a la vida activa de la sociedad venezolana, dándole impulso a la Institución Masónica con el firme propósito de recuperar y ocupar el lugar histórico que le corresponde, como ha sido desde la gesta independentista por nuestros padres proceres, teniendo una visión y misión conjunta de la gran logia y de todas sus logias federadas, dando fortaleza en cada oriente, dónde cada logia se encuentre, y eso no lo podemos lograr si no es con el esfuerzo de todos, sin que ello signifique que nuestros principios independientes, apolíticos se vean afectados.

    Aspiro seguir siendo un abeja obrera más, un adoquín en el gran muro de la Institución y no aspirar a ser la piedra más importante, sino una piedra útil, de provecho y de servicio para todos mis QQ.·.HH.·..

    Así como enarbolar con firmeza y para todos, las banderas de la Libertad, Igualdad y Fraternidad y dónde todos sintamos la Libertad absoluta de conciencia.  

    Mis QQ:. HH:., Os invito a todos, al trabajo, a la unidad fraternal, al reconocimiento y respeto entre todos y para todos…

    V.’.H.’. Gonzalo Ramón Torrealba Palma 

Discurso del M:.R:.G:.M:. Jorge Arturo Pardo Bacalao, ante la Gran Asamblea en la Instalación de los Grandes Dignatarios y Grandes Oficiales de la Gran Logia Soberana de Libres y Aceptados Masones de Venezuela.

Gran Oriente de Puerto Cabello, 03 de febrero de 2018.

Grandes Diputados de la Gran Logia Sob:. De LL:. y AA:. MM:. de Vzla.
Respetables Grandes Past Master de nuestra Federación.

Respetables Grandes Maestros y Ex-Grandes Past Master de las diferentes Grandes Logias Nacionales que nos acompañan el día de hoy. Ilustres y Poderosos Grandes Inspectores Generales del Grado 33°.

Venerables Maestros de nuestras Respetables Logias Federadas.
Venerables Maestros de las Respetables Logias de Relación y Amistad.

Autoridades Civiles presentes. Invitados Especiales. Queridos Hermanos Todos.

La Gran Logia Soberana de Libres y Aceptados Masones de Venezuela, desde su fundación el 21 de diciembre de 1918, ha tenido la dirección de 24 Muy Ilustres Grandes Maestros electos, de destacadas trayectorias en sus vidas Profanas y Masónica; varios con periodos de reelección continuos y alternos. El día de hoy, y previo el voto unánime, en consenso de los Diputados ante la Gran Logia y bajo la egida del Gran Arquitecto del Universo, he sido electo como el Vigésimo Quinto Gran Maestro de la Gran Logia Soberana de Libres y Aceptados Masones de Venezuela, en la Continuidad ininterrumpida de sus actividades y rumbo a su centenario e histórico aniversario.

Agradezco en primera Instancia al Gran Arquitecto del Universo, por permitirme estar entre vosotros y en este noble sendero de perfeccionamiento progresivo. Agradezco a todos mis Venerables Hermanos miembros de la Alta Cámara, por la honrosa designación que me han otorgado. Agradezco a todos Mis Queridos Hermanos miembros de las Respetables Logias Federadas, a mis Queridos y Venerables Hermanos de las Respetables Logias y Grandes Logias Nacionales e Internacionales de relación y amistad, a todos gracias por vuestro incondicional apoyo y aprecio Fraternal manifiesto hacia este servidor.

Quiero agradecer muy especialmente a mi I:.P:.H:. Ectorett Dalcio Hoyer Martínez, nuestro Respetable Gran Maestro saliente, por la gran confianza depositada en este obrero más de la colmena, tomándome en consideración como uno de sus consejeros directo durante su excelente, brillante y destacada gestión. Ilustre Hermano que el Gran Arquitecto del Universo retribuya en múltiples bondades tu servicio. Agradezco igualmente a mi I:.P:.H:. Héctor Enrique Maduro Ghersi, con quien compartí muy especialmente su periodo de Gran Maestro, ocupando yo el honroso cargo de Gran Secretario, que en lo personal considero, fue una impulsante y renovadora gestión para nuestra Gran Logia Soberana de Libres y Aceptados Masones de Venezuela.

Agradezco a todos los Ilustres y Poderosos Hermanos, miembros de los Grados Superiores de nuestro Supremo Consejo de Grandes Inspectores Generales del Grado 33° y Ultimo del R:.E:.A:.A:. de Libres Masones de la República Bolivariana de Venezuela.

Es propicia la ocasión para ofrecer un Enaltecedor y Merecido reconocimiento a todos nuestros Ilustres Grandes Maestros que moran en el Oriente Eterno. De los cuales a varios tuve el honor de conocer y la honra de compartir con ellos desde mi muy temprana edad. Hombres de unas cualidades y méritos invalorables. Forjadores de un futuro provisor de amplia proyección que se propaga en el tiempo y la distancia.

Con profundo sentimiento permítanme rendir un Especial Tributo a Dos a Ex-Grandes Maestros de nuestra Gran Logia Soberana de Libres y Aceptados Masones de Venezuela, hoy ambos en el Oriente Eterno. Seres que en su momento, también coadyuvaron al crecimiento y fortalecimiento de esta enaltecedora Institución, que abriga a un conglomerado de Almas nobles y puras de corazón, pero con mayor esmero a este servidor.

Ellos son el Muy Respetable Gran Maestro Jorge Arturo Pardo Santana, Mi Padre y el Muy Respetable Gran Maestro Jorge Alfonso Pardo Bacalao Mi Hermano de consanguinidad. A ellos mi elevado respeto y eterno agradecimiento por brindarme la oportunidad de continuar sus pasos en este enaltecedor servicio.

Sirva este humilde ejemplo a todos mis Queridos Hermanos para que fomenten en el seno de vuestros hogares, la continuidad de la especial labor que Ustedes dignamente ejercen en esta bella institución.

Finalmente quiero agradecer a toda mi familia y a mi hogar, por el apoyo incondicional que constantemente me brindan con su amplia comprensión, al permitirme consagrar parte de mi existencia al servicio de la Orden Masónica, de la cual en los planos subjetivos de nuestro ser, todos recibimos su retribuido influjo.

Haciendo un pequeño pasaje histórico de la fundación de nuestra Gran Logia Soberana de Libres y Aceptados Masones de Venezuela, su trayectoria nos remonta a un pujante inicio de este proyecto que da sus primeros solidos pasos con la creación de la “Agrupación Masónica Legitimista de Venezuela”, el 1ro. de Agosto de 1917, en la sede del Templo Masónico de la Respetable Logia “Minerva” N° 2, ubicada en la ciudad de Caracas.

Un grupo de masones visionarios, consolidan el proyecto de crear una Gran Logia Soberana y Libre, autónoma de sus propios ideales y principios, concatenados con una práctica de masonería pura y primitiva, pero con una especial identidad que hasta la presente se ha mantenido incólume.

Luego que la “Agrupación Masónica Legitimista de Venezuela”, acciona todos los procedimientos legales y universales para la conformación de una Gran Logia; y con la participación de Siete Logias del País, acuerda efectuar el Primer Congreso Masónico Plenipotenciario de Venezuela, en la ciudad de Puerto Cabello, en las fechas 19, 20 y 21 de diciembre de 1918, en el Templo Masónico de la Respetable Logia “Independencia y Libertad” No 5, este en el que nos encontramos hoy, no en su estructura física, pero si en su majestuoso egregor que compartimos con Ustedes en el aquí y el ahora.

Así inicia el enarbolado peregrinar histórico de la Gran Logia Soberana de Libres y Aceptados Masones de Venezuela. Bajo la excelente conducción de hombres de elevado espíritu de Progreso, comprometidos en el sostenimiento de una Masonería Venezolana Soberana, Autónoma y Libre de todo perjuicio, pero bien arraigada a sus sacrosantos postulados, tal como lo atestigua la inscripción que reposa en su Escudo: “In Foedere Vis” – La Fuerza reside en la Unión.

La Institución Masónica es una enaltecedora escuela de formación, que inculca a sus adeptos la práctica de las virtudes más puras del Ser por medio de sus símbolos y alegorías que son enseñanzas mudas tan antiguas como la misma institución. En el pronaos del templo de Apolo en Delfos, estaba inscrito el aforismo griego “Conócete a ti mismo”. Aquí radica el secreto de la sabiduría y la felicidad que yace en el conocimiento de nosotros mismos.

Esta es la piedra angular en la que los Masones dedicamos con profundo ahínco el mayor esfuerzo. ¿Porqué como proyectamos nuestros mejores deseos al prójimo en la sociedad, Si aún estamos cargados de pesadas aristas que no nos permiten avanzar en el trabajo encomendado?

La Masonería desde su creación, siempre ha jugado un papel determinante en la historia humana, el cual no es más que coadyuvar a su desarrollo y evolución en todos los contextos de la sociedad civil. Sus templos son laboratorios de libres pensadores que incesantemente consagran la unión de sus pensamientos en un bienestar colectivo. Todos tenemos una misión divina que cumplir y venimos a este plano con un propósito bien definido.

Todo Iniciado es un peregrino que camina hacia la búsqueda del despertar del Maestro Interno, el conocerse a sí mismo es como observarse en el reflejo de su propia consciencia y descubrir realmente lo que somos y lo que no somos. Es cierto que otros pueden indicarnos el sendero, pero somos nosotros mismos los que debemos recorrerlo.

Uno de los principales obstáculos con el que nos tropezamos comúnmente es el Ego, el cual puede hacer que nos convirtamos en nuestros propios enemigos. Las diversas pruebas que se nos presenta y que encontramos a lo largo de esta existencia, son obstáculos que buscan extraviarnos del camino, y por consecuencia soltar la pértiga del peregrino. Si deseamos alcanzar las Puertas de la Jerusalén Celeste, se torna indispensable cubrirnos con la capa sagrada de la Paciencia, la Tolerancia y la Comprensión.

Louis Claude de Saint-Martin, mejor conocido como “El Filósofo Desconocido”, en su libro titulado DE LOS ERRORES Y DE LA VERDAD, nos dice: Es cierto que el hombre comienza entonces una carrera tan penosa y tan peligrosa, que si los socorros no le fuesen brindados en la misma progresión, él sucumbiría, infaliblemente; pero la misma mano que le ha dado el ser, no le niega nada para su conservación; a medida que él avanza en edad, que los obstáculos se multiplican y se oponen al ejercicio de sus facultades, a medida también que su envoltura corporal adquiere consistencia; es decir, que su nueva armadura se fortifica y se hace más poderosa contra los ataques de sus enemigos, hasta que al fin el templo intelectual del hombre estando levantado, este envoltorio deviene inútil, se destruye, dejando el edificio al descubierto y fuera de todo alcance.

Dentro de la amplia filosofía masónica conocemos que tiene por objeto la Contemplación del carácter divino y del humano, concibe al Gran Arquitecto del Universo (Dios) como una energía del Ser Eterno Existente; y al Hombre como un ser inmortal que se prepara en esta encarnación para otra eterna y futura más evolucionada.

En el antiguo Egipto, especialmente en la Gran Pirámide de Guiza, también conocida como la Pirámide de Keops o de Jufu, específicamente en la Cámara del Rey. Se practicaba un Ritual de elevada conexión astral, de la que se conoce que Maestros Místicamente Iluminados recibieron la iniciación, tal es el caso de Zoroastro, Hermes, Moisés, Pitágoras, Jesús, entre otros grandes iniciados. Esta ceremonia iniciática, contenía una fase de amplia, sublime y elevada connotación en perfecta armonía con la energía creadora; la cual consistía en que el candidato afrontara una Simbólica Muerte, es decir un desdoblamiento que experimentaba el recipiendario, en el que separaba conscientemente su cuerpo físico del cuerpo psíquico, y por medio de esta adquiría la definitiva convicción intelectual y emocional de que su cuerpo dual era una entidad espiritual encarnada en un cuerpo material. La esencia de esta misma iniciación ha transcendido en el tiempo y la masonería la ha conservado simbólicamente en sus rituales, así como varias de las grandes escuelas iniciáticas actuales.

Este proceso transformador y regenerador de la consciencia objetiva del hombre, le proyecta en sus primeros procesos del conocimiento de la Sabiduría Divina. Cuenta la mística leyenda del Rey Arturo, que cuando este aún era un joven impulsado por el orgullo y la ignorancia, acciono el mágico poder de su espada Excalibur, para vencer al Caballero Lancelot, el cual representaba al noble idealismo, pero en ese instante el acero de su espada se rompió. Una vez que el joven rey, consciente de su descabellado accionar, se arrepiente de su error, la Dama del Lago le restituye la templanza del acero de la Espada real. El pasaje de esta leyenda nos invita a reflexionar sobre la importancia de valorar y el equilibrio del conocimiento que nos proporciona el despertar de la Consciencia humana.

Algunos místicos de elevado nivel, le atribuyen a la sabiduría la sublime misión de resguardar la armonía donde se manifieste y hacer todo lo posible por restablecerla en los espacios en los que esté alejada. Poseer la espada de la Sabiduría y equilibrar su estabilidad y buen uso, no es una misión muy fácil, ni siquiera para los más diestros en este plano.

La Masonería y sus nobles enseñanzas, inculca en sus iniciados los más elevados principios y virtud arraigados en la humanidad desde la misma creación del universo, enmarcados en una estricta Tolerancia y Respeto por el nivel de comprensión de cada uno de sus miembros. Nos proporciona unas herramientas simbólicas, necesarias para nuestra evolución personal y nuestra trascendencia en los ciclos de existencia. Exige al candidato, una creencia en un Ser Superior, de donde se genera toda emana divina.

La masonería prepara y transforma el espíritu de sus adeptos, mediante un proceso continuo de estudios y grados. Esta preparación tiene como finalidad regenerar la consciencia del hombre nuevo y armonizarlo en Pensamiento, Palabra y Acción, para luego insertarlo en la sociedad del mundo profano; y de esta manera proyectar sus más nobles ideales de progreso colectivo en bienestar de la humanidad.

La Orden Masónica Universal, ha estado estrechamente ligada a innumerables procesos históricos de transformación trascendental del mundo y sus sociedades, varios acontecimientos suscitados así lo confirman desde hace muchos siglos. Uno de estos connotados sucesos fue el de 1789 con el inicio de la Revolución Francesa, donde no es la Masonería como institución la que actúa, pero si un considerable número de sus miembros, impulsados por sus principios, convicciones y virtudes, motorizan la consolidación de este proceso. Explícito acontecimiento que enarboló como lema oficial: Liberté, Égalité, Fraternité – Libertad, Igualdad y Fraternidad.

Divisa que no es absolutamente originada en la Revolución Francesa, ya que según algunos investigadores su primera aparición se encuentra plasmada en el VIII (8°) Libro de Las Aventuras de Telémaco, del escritor Francés Fénelon, el cual data del año de 1699, obra del género de la literatura política crítica hacia el absolutismo en la etapa final del reinado de Luis XIV.

El heroico proceso Libertario, gestado en nuestra amada Patria, también está cargado de una nutrida actividad masónica. Bolívar, Miranda, Rodríguez, Sucre y Bello, entre los destacados, consolidan sus ideales libertarios en concordancia con los postulados masónicos universales.

Diversos acontecimientos históricos en sus diferentes épocas, circunstancias y latitudes, han sido impulsados por los más mobles ideales masónicos, bajos la contribución y aporte de sus iniciados. Quienes convencidos de sus principios morales y éticos, emprenden procesos que transforman y regulan la sociedad, en aras de alcanzar un mejor vivir para la sociedad.

Muchos son los sucesos en los que estos hombres se inmolan en el cumplimiento de sus propios ideales, en la gran mayoría de los casos con bases sólidas y muy firmes en su convicción; pero en otras circunstancias con errados procederes, que incluso hasta les cuesta su propia vida; y por consecuencia la Orden se enluta por la pérdida de un iniciado, ya que en nuestros sacrosantos postulados, por encima de todo debe prevalecer la vida humana.

La Masonería no es una institución que opera de manera aislada dentro de la sociedad, por el contrario, sus miembros son los agentes encargados de propagar la Luz que esta transmite, por medio de su conducta lo más ajustada posible a las buenas costumbres universales y a un proceder ecuánime, equilibrado y armonizado con las leyes naturales. Cualidades que son extrañas para algunos en el mundo profano, pero para el Masón son el cumplimiento de un deber.

En este sentido, nuestra Gran Logia Soberana de Libres y Aceptados Masones de Venezuela y sus Logias Federadas, incansablemente en el transcurrir ininterrumpido de sus años, ha fomentado la formación de sus miembros, enfocada en la sensibilidad y el fortalecimiento de una Fraternidad pura. Inspirada en una espiritualidad especial que desciende de su bóveda celeste y envuelve a todo iniciado en los Augustos Misterios.

En el devenir del tiempo nuestra Gran Logia Soberana de Libres y Aceptados Masones de Venezuela ha mantenido las puertas de sus Templos abiertas a todos los Masones que inspirados en la pureza de sus deseos, consiguen un asilo de Paz y Armonía entre nosotros. Muchos han sido los esfuerzos que hemos propiciado, para la anhelada consolidación, reconocimiento y confraternidad de la masonería en nuestro País. Labor que incansablemente seguiremos propiciando y proyectando en nuestros pensamientos, porque este es un legado más, que nos han transmitido nuestros antepasados. “Unir lo que está Disperso”.

Arduo trabajo nos espera, nada más y nada menos que consolidar la Celebración del Centenario de la Gran Logia Soberana de Libres y Aceptados Masones de Venezuela. Desde ya acudo al auxilio de todos Ustedes. Reto que asumimos con vehemente ahínco porque nuestra Institución que nos ha dado tanto así lo merece. Dios nos Ayude.

Finalmente deseo invitarlos a que siempre mantengamos presente en nuestros pensamientos la palabra “Agradecido”. Hoy es un día muy especial para la Gran Logia Soberana de Libres y Aceptados Masones de Venezuela, nuestros corazones están henchidos de felicidad, no solo por el Acto de Instalación de un Gran Maestro y sus Grandes Oficiales, sino porque este acontecimiento nos brinda la Excelsa y Sublime oportunidad de reencontrarnos una vez más juntos como una Gran Familia Masónica Universal.

Que el Gran Arquitecto del Universo derrame sus Bendiciones infinitas y su Protección Divina en todos y cada uno de nosotros.

Que el Gran Arquitecto del Universo nos Bendiga y Proteja Siempre. Amén

Es mi Palabra…

V.’. H.’. Jorge Arturo Pardo Bacalao. R.’. G.’. M.’.